La importancia de un título estratégico para nuestro discurso

 

¿Cuántos de nosotros empezamos a ver videos en Youtube mientras TED habla, sólo porque el título se presentó tan atractivo para nosotros?

Para atraer a los participantes a que vengan a vernos en una conferencia, o para pedir a los periodistas que se pongan en contacto con nosotros como expertos en un tema concreto, es esencial que hagamos una buena reflexión sobre los títulos que queremos dar al contenido que producimos. También destacando la importancia de la publicidad que hacemos en nuestras redes sociales o alternativamente a través de sitios de publicidad de pago.

 

El título de nuestro discurso, además de ser estratégico, tiene que ser un título impactante.

Título: proceso y reglas de creación

Muchos consideran que elegir un título del discurso es algo simple, que en realidad es falso porque es un proceso:

  • Complejo;
  • Meticuloso;
  • Muy falible;

En el que tenemos que pensar, repensar e intentarlo;

Lo que requiere rigor hasta que estemos seguros de que ese título representa bien el contenido de nuestro proyecto.

En el área del periodismo, los títulos de las noticias son tan estudiados y analizados en detalle para ser tan cautivantes como sea posible, lo que de hecho hace que esta elección sea un gran desafío.

Aunque no hay fórmulas secretas y siempre dependemos del contexto en sí, un título adecuado debería:

  • Hacer una declaración o pregunta clara;
  • Crear un estímulo en el público;
  • Refleja el contenido.

El tercero punto es extremadamente importante, porque aunque un título estratégico puede ser extremadamente atractivo, cuando no refleja realmente el contenido ofrecido entramos en el campo de las noticias falsas. Con ello, el uso del título opuesto o incompleto en relación con el contenido proporcionado será muy negativo para la reputación y debe evitarse absolutamente.

La elección de un título adecuado es tan importante que al escribir un título tenemos que pensar que un pequeño error puede cambiar nuestra reputación.

 

Impacto negativo de un título no sellado

La mala elección de un título cambia totalmente la comprensión del público de lo que queremos transmitir, esto puede suceder con el uso de una sola palabra que distorsiona y no representa el contenido de la noticia.

¿Cuántas veces, por accidente, hemos abierto un artículo o visto un vídeo con un título excitante, pero con un contenido contradictorio que no tenía nada que ver con la expectativa que tenemos o con lo que se prometía en el título?

Esto produce en el consumidor:

  • Sensación de tiempo perdido;
  • No hay acceso al contenido prometido;
  • Desacreditación de la empresa/agencia/servicio;
  • Falta de voluntad para seguir consumiendo las ofertas del mismo proveedor.

En este sentido, el rigor requerido en la elección de un título, por ejemplo en el periodismo, puede y debe aplicarse de tal manera que evitemos ser conocidos por producir un contenido engañoso. Una sola palabra mal insertada puede cambiar el significado total y la interpretación del título y, en consecuencia, el consumidor perderá interés en el contenido que ofrecemos porque se siente engañado.

 

Un buen título y sus beneficios

Considerando que ahora estamos seguros de que el título refleja nuestro contenido, ¿qué hay en estos títulos increíblemente populares de las charlas de TED que atraen la atención de tantos?

  • “¿Cómo hablas para que la gente quiera escuchar?”
  • “Dentro de la mente de un maestro de la postergación”.
  • “¿Cómo identificar a un mentiroso?”
  • “Tu lenguaje corporal puede dar forma a lo que eres”.

 

Todos estos ejemplos – compartidos con ustedes como recomendación por su excelente contenido – tienen algo en común, que es un título impactante con el que podemos relacionarnos muy fácilmente.

Um título impactante pode reforçar ou desmornar a nossa reputação, caso seja ou não um título adequado ao conteúdo noticiado.

Todos hemos sentido que no se nos escuchaba ni se nos escuchaba, hemos cuestionado lo que escuchábamos, hemos sentido desinterés por ambas partes. Captar una palabra clave en nuestro discurso que pueda transmitir una conexión con una gran audiencia puede ser increíblemente efectivo para llamar la atención.

Cuando compartimos un vídeo después de una presentación pública, o una entrevista en los medios de comunicación, o simplemente un vídeo que hicimos en digital, queremos que ese vídeo se vea porque contribuirá a nuestra marca personal y profesional, elementos esenciales para el éxito como comunicadores hoy y en el futuro.

 

Para que esto suceda debemos:

  • Crear una conexión con el público;
  • Cautivar el interés;
  • Agudiza la curiosidad;
  • Transmitir confianza (en nosotros, en lo que decimos y hacer que el público nos dé credibilidad).

La comunicación y la reputación están realmente conectadas. Así que enfatizo la importancia de adaptar el título al contenido. De lo contrario, el público detectará rápidamente que el título ha sido distorsionado y esto puede ser catastrófico para nuestra credibilidad como profesionales y personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario