¿Cómo se logra después de un discurso público, en la etapa de preguntas y respuestas?

 

Tener que enfrentarse a los jurados durante las presentaciones públicas es perfectamente normal, y hoy en día ocurre casi siempre. Nuestro entendimiento del jurado presupone una evaluación posterior, es decir, este jurado tiene a los evaluadores: ya sean profesores universitarios o académicos en general, o incluso posibles reclutadores.

Sin embargo, no siempre consideramos que estamos ante un jurado cuando no tenemos ese conjunto de personas destinadas a hacer ese trabajo en el evento o presentación pública en cuestión. Si nos detenemos a pensar, siempre estamos siendo evaluados, con un jurado definido o no. Cuando hablamos en público, y por lo tanto la importancia de la formación en esta área, siempre estamos siendo analizados y observados.

 

La forma en que actuamos en la fase de preguntas y respuestas tiene el poder de elevar nuestra actuación en público o de socavarla.

El concepto de jurado para la mayoría de las personas tiene un peso y una seriedad inherentes que nos causan cierto nerviosismo, especialmente cuando se nos evalúa en términos prácticos, ya sea para un proyecto final de maestría, una disertación o una entrevista con los medios de comunicación.

El jurado es un grupo de personas que evalúan una causa, una actuación o un mérito. Cuando hacemos una presentación pública tenemos que recordar una cosa muy importante: nuestro público es nuestro jurado, y el más exigente de ellos.

Al final de una presentación en público, hay espacio para el debate y/o el interrogatorio. Aquí es donde el miedo se apodera de nosotros si no tenemos control de las emociones o la confianza para este momento.

Al final del discurso, surgen las preguntas que debemos responder con eficacia y confianza. Esta fase de interacción entre la audiencia y el orador es sumamente importante porque puede salvar la calidad de una presentación mediana o desacreditar un discurso que hasta ahora ha funcionado casi perfectamente.

 

Debemos mantener siempre el enfoque en la pregunta formulada para no huir de ella o desviar inconscientemente el tema.

 

Creo que es excelente que surjan preguntas porque predicen que el público ha estado atento a nuestra presentación y como tal, surgen dudas. Desde pequeños hemos oído que cuando no tenemos dudas es porque no estudiamos, es decir, nuestro público que nos presenta preguntas muestra interés y concentración.

Aprovechando esta interacción, deberíamos intentar eliminar aún más puntos en esta etapa. Al estar abiertos a las preguntas recibidas, tenemos la oportunidad de:

  • Aplicar nuestras técnicas de hablar en público;
  • Demostrar que podemos ampliar nuestros conocimientos y ajustarlos a las cuestiones planteadas;
  • Mostrar nuestra habilidad para adaptarnos y pensar rápido;
  • Muestra cómo actuamos bajo presión;
  • Mejorar nuestra actuación demostrando el dominio del tema;

 

Responder eficazmente a las preguntas al final de un gran discurso puede considerarse una parte importante del éxito del conjunto. No tendríamos un éxito total si no mostráramos una imagen de confianza al interactuar con nuestros juristas cuando nos confrontan con preguntas. En esta etapa también es posible comprobar si el mensaje que transmitimos es una comunicación verbal o no verbal que realmente coincide con lo que la audiencia ha captado.

Al hablar en público nuestro enfoque debe ser la audiencia y debemos mantener una buena actitud e interacción a lo largo de nuestro discurso.

El tipo de pregunta que puede surgir es vasto y exclusivo de la naturaleza de la presentación en sí e incluso del público al que se dirige. Podemos encontrar públicos que son súper interactivos y quieren participar y exponer dudas u otros que son más tímidos.

A menudo tenemos que lidiar con un público, o una persona específica que quiere superarnos o incluso superarnos. Sea cual sea la situación, lo importante es mantener la postura y responder exactamente de la misma manera que cualquier otra pregunta.

 

Técnicas para el éxito en la fase de preguntas y respuestas

Hay varias técnicas que podemos y debemos aplicar en situaciones de preguntas y respuestas, nos ayudarán a orientarnos mejor durante esta fase. Inicialmente creo que lo ideal es que demostremos una actitud abierta para recibir preguntas, el público no siempre interactúa mucho o a veces lo hace pero es difícil que alguien se ofrezca a empezar. En esta situación debemos intervenir haciendo preguntas abiertas como: “¿Quién será el primero en hablar?” o “Veamos al más valiente”. Cambiar la pregunta “¿Alguna pregunta más?” a “Siguiente pregunta” también muestra que estamos perfectamente cómodos con cualquier pregunta que pueda tener.

 

Al final del discurso, en la etapa de preguntas y respuestas, debemos siempre asegurarnos de que entendemos bien la pregunta formulada, para no responder de manera equivocada.

 

Los puntos clave que determinarán el éxito de la parte final de nuestra presentación

 

Prestar atención a la cuestión

Debemos asegurarnos de que entendemos bien la pregunta para no responder a algo completamente inapropiado.

 

Recibir la pregunta

Espere unos segundos antes de responder, es decir, reflexione sobre la pregunta y piense un poco antes de debelar. – Este marco de tiempo muestra que realmente estamos absorbiendo la pregunta. En esta etapa podemos utilizar algunas frases clave para ganar tiempo como “Esta es realmente una pregunta muy interesante”; “Gracias por resaltar este importante punto”.

Por el contrario, una respuesta inmediata no nos da ni siquiera tiempo para estructurar nuestros pensamientos y para empeorar las cosas hace que parezca que estamos tratando de alejarnos de la pregunta.

 

Comunicación no verbal

Presta atención a nuestra comunicación no verbal: mantén la postura y evita los movimientos que denoten inseguridad, estrés o ansiedad. Tales como: roer las uñas, meter la mano en la boca, dar golpecitos con el pie, moverse muy rápido, entre otros.

 

Soporte físico

Si una persona del público se refiere a una diapositiva específica de nuestra presentación o a un gráfico, podemos volver y mostrarla de nuevo confiando en ese apoyo para sostener nuestra respuesta.

 

Apertura al público

Como mencioné anteriormente para la fase de preguntas iniciales, también debemos mantener las preguntas abiertas (que no pueden ser respondidas con un sí/no/todo el tiempo). Dando preferencia a las preguntas que requieren una respuesta cómo: “¿Quién más tiene una duda?” en lugar de “¿Alguien más tiene una duda?

Después de nuestra respuesta, agradecemos al miembro de la audiencia / jurado por la pregunta y procedemos con una breve frase diciendo algo como “Espero haberle aclarado ese punto”. Al hacer esto, estamos en cierto modo devolviendo a los individuos el esfuerzo de hacernos una pregunta e intervenir activamente durante nuestro momento en el escenario.

 

Reciprocidad interpersonal

Muestre a la persona que acaba de hacer la pregunta que mantenemos un contacto visual constante con ellos. Si la gente está interesada en hacer ciertas preguntas después de nuestro discurso, eso significa que realmente valoran sentirse escuchados, y si no les damos a cambio un contacto visual seguro, nos arriesgamos a dar la idea de que estamos evitando enfrentarnos a ellos. Esto puede afectar en última instancia a nuestro rendimiento general.

 

Mantener el contacto visual con nuestra audiencia es crucial durante todo el discurso público, esencialmente en esta etapa.

A veces nos enfrentamos a públicos que no crean ninguna conexión con nosotros, mientras que con otros tenemos inmediatamente una cálida bienvenida que ayuda a lidiar con el estrés potencial del momento. No importa cómo nos sentimos acerca de quién nos está juzgando, mantener una sonrisa es esencial para responder a las preguntas que surgen!

La actitud que mantenemos en esta etapa debe ser de cercanía al público, de cuidado y sobre todo de receptividad. Estos puntos nos ayudarán a disipar nuestros temores sobre hablar en público y hacer nuestra presentación anterior aún mejor en esta etapa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario