Cómo promocionarse no verbalmente frente a una cámara

 

A veces la comunicación se considera sólo el contenido hablado, sin embargo la comunicación ya ha sido analizada como basada en tres áreas.

Las palabras de nuestro discurso sólo corresponden al 7% del peso del éxito de nuestra presentación, mientras que el tono de voz ya se sitúa en el 38% y la parte mayoritaria, que representa el 55% del peso total, concierne al lenguaje corporal, es decir, a la comunicación no verbal.

El lenguaje corporal representa más de la mitad de la tabla, destacándose así en relación con las palabras y la voz.

 

Elementos clave de nuestra comunicación

Por lo tanto, podemos concluir el poder de la comunicación no verbal cuando nos promocionamos en público. Siendo éste un punto muy importante en el área de la comunicación, exploremos sus tres elementos fundamentales:

  • Buena postura;
  • Gestos con las manos;
  • Expresiones faciales.

Buena postura

A lo largo de la presentación debemos tener cuidado de mantener una postura segura durante todo el tiempo: antes, sin embargo y después. La firmeza con la que nos expresamos también transmite la idea de seguridad y convicción que es esencial durante nuestro discurso.

Mantener una postura correcta y receptiva, además de transmitir una imagen más segura, ayudará a la proyección de nuestra voz.

Podemos elegir lo que preferimos, si hacemos la presentación sentados o de pie. Sin embargo, debemos ser conscientes de lo que eso significa en términos de comunicación no verbal.

Algunas personas eligen hacer su presentación sentados pero, de hecho, esto lleva a eso:

  • Nuestra movilidad está reducida;
  • Nos comunicamos mucho menos con el cuerpo;
  • Nuestro discurso tiene mucho menos impacto.

Dicho esto, si elegimos hacer una presentación de pie, debemos asegurarnos de que:

  • No nos movemos con ansiedad;
  • No siempre estamos en el mismo lugar.

Ambos extremos transmiten una imagen negativa, el primero transmite nerviosismo y el segundo falta de confianza. Debemos movernos con seguridad, con el cuerpo ligeramente inclinado hacia adelante y con la cabeza siempre levantada, sin mirar nunca al suelo o a las diapositivas de la presentación. Es importante mantener el contacto visual recordando siempre que nuestro foco es el público, así que no podemos olvidarlo.

La forma en que nos comportamos al comunicarnos de forma no verbal dice mucho más que las palabras en sí, porque proporciona mensajes subliminales.

Gestos con las manos

Durante nuestra presentación debemos tener cuidado con la forma en que nos comunicamos con nuestros gestos.

Deberíamos:

  • Mantener las manos libres (de papeles, etc.);
  • Manos libres y nunca en los bolsillos;
  • Los brazos nunca se cruzaron ni a la espalda;
  • Los codos lejos del cuerpo;
  • Postura abierta (antes de que podamos practicar la postura de poder abriendo los brazos y expandiendo el cuerpo);
  • Evite el lenguaje corporal que transmite inseguridad (golpear el pie, estrechar la mano o la voz…).

Mantener una actitud abierta y disponible hace que el público se sienta más involucrado con nuestra presentación.

Expresiones faciales

Son la primera línea de contacto con otras personas y nos permiten conocer las actitudes reales de los que hablan, y si coinciden o no con sus palabras. Todos hemos oído que si la persona que responde a una pregunta mirando a la izquierda está tumbada o si agacha la cabeza, todas estas conclusiones son fruto de años de estudio del comportamiento.

Las explicaciones que escuchamos de los expertos relacionados con este tema son tantas y tan variadas que el público siempre termina notando algunas de ellas, y puede aparecer la sensación de miedo, falta de seguridad, vergüenza, falta de preparación, timidez, nerviosismo, sorpresa.

Estas expresiones pasan de:

  • Mirando rápidamente a varios lados;
  • Palabras de taltrear;
  • Parpadeando los ojos muchas veces,
  • Muerde el labio;
  • Morderse las uñas;
  • Mueve la boca;
  • Frunce el ceño;
  • Levante los ojos o póngalos en el suelo;
  • Entre tantos otros.

Tanto nuestra postura como nuestras expresiones faciales transmiten información subliminal sobre nuestro comportamiento.

Tono de voz: sus variantes e importancia.

La entonación y la forma en que hablamos es tan importante como lo que decimos, a veces más porque si no lo hacemos de la forma correcta corremos el riesgo de no transmitir el mensaje con claridad. ¿Cuántos de nosotros no nos perdemos algunas cosas en las clases de la universidad, las obras de teatro o las conferencias? Sí, un texto consistente con un lenguaje fuerte no es suficiente, tenemos que defenderlo en la presentación y podemos hacerlo con nuestra voz.

 

Hay cuatro cosas en las que pensar cuando se trata de la voz:

  • Volumen

Hablar más fuerte añadirá energía al discurso, mientras que hablar más suave asegura una mayor intimidad y dramatismo en el discurso.

  • Velocidad

Habla rápido para aumentar la energía o el entusiasmo del mensaje. Por otro lado, debemos reducir el tono de voz cuando explicamos información más sensible, o cuando nos damos cuenta de que estamos hablando demasiado rápido.

  • Tom

Establezca un tono apropiado. Puedo decir, por ejemplo, que me encanta lo que hago en un tono sincero, sarcástico o entusiasta. ¡Espero que sólo el primero y el último sea su caso!

  • Silencio

Las pausas bien definidas son la clave para aumentar la intensidad dramática del mensaje y asegurar un tiempo extra para que la audiencia absorba su contenido.

El tono de la voz juega un papel clave en la forma en que hacemos llegar nuestro mensaje, tenerlo bien es un gran punto a nuestro favor.

En resumen, el cuidado adecuado de todos los temas mencionados en este artículo nos permite hacer una presentación oral con un lenguaje corporal adecuado y que represente verdaderamente el mismo mensaje que pretendemos transmitir con nuestra comunicación verbal, es decir, ambos deben estar de acuerdo. Las acciones de nuestro cuerpo deben ser un complemento de nuestro texto y viceversa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario