¿Cómo estructurar un guión para la presentación de una tesis académica?

 

Una presentación pública, ya sea académica o profesional, siempre conlleva la necesidad de un trabajo de preparación. El proceso debe comenzar con la creación de un guión, que nos permitirá crear la estructura lógica de nuestra presentación, para que tenga el aspecto que deseamos.

Cuando queremos especializarnos en un área científica concreta en la universidad, tenemos el reto de desarrollar un proyecto. Esto puede ser, a nivel de máster, y dependiendo de la facultad en cuestión, una práctica y un informe, o un proyecto de grupo.

Sin embargo, hay un tercer aspecto del proyecto, que es fundamental para el desarrollo de un investigador científico, y que será absolutamente necesario para el doctorado, y también para muchos másteres: una tesis.

Es decir, un proyecto de investigación académica exigente, que nos obliga a seguir una estructura específica. La tesis parte de un problema que, a través de una revisión bibliográfica y una metodología cualitativa y/o cuantitativa, se analiza para, con este trabajo, contribuir al aumento del conocimiento en el área científica estudiada.

El trabajo de elaboración de una tesis parte de la capacidad de analizar un tema relevante, en el que se entiende una limitación, y que por tanto permite una discusión. Nuestro objetivo es poder contribuir -por pequeña que sea esa contribución- a un avance en la ciencia de nuestra área de estudio.

Crear una tesis es un reto porque requiere:

  • Estudio;
  • Dedicación;
  • Resistencia;
  • Capacidad de análisis;
  • Creatividad ;
  • Pensamiento crítico.

Escribir una tesis es algo bastante laborioso, requiere un trabajo de investigación intensivo y minucioso para que nada falle y seamos capaces de añadir nuevos puntos, a la investigación ya realizada anteriormente.

El tema es el eje principal, y esto debe ser discutido con nuestros supervisores, para que se convierta en algo coherente, y que sobre todo, responda a la pregunta a la que nos comprometemos a responder.

Suelen ser títulos compuestos con el tema principal y la profundización de una situación concreta.

  • “Arquitectura del paisaje del siglo XX – Análisis de la obra de su principal mentor Pessoa X entre los años 1900-1940”
  • “Arquitectura manuelina en Portugal – Cómo sus obras representan las conquistas lusitanas”
  • ”Comunicación empresarial – El papel de la comunicación para el liderazgo en un contexto empresarial”.

 

Durante todo el proceso contamos con el apoyo de nuestros tutores y mentores, profesores de nuestra facultad con los que nos identificamos y que serán elegidos por nosotros para ejercer dicha función. Ellos irán acompañar cada etapa y se asegurarán del nivel en el que se encuentra la tesis, ya sea en una fase inicial o ya desarrollada. Y, como su nombre indica, nos guiarán durante todo el proceso.

Sin embargo, incluso después de completar una tesis escrita, es necesario presentarla ante un tribunal de evaluadores.

Es aquí donde surgen las mayores dudas: ¿cómo reducir la tesis de, eventualmente, cientos de páginas, a un único guión de presentación?

 

Entonces surge la necesidad de entender cómo debemos estructurar la presentación de una tesis académica. Una estructuración proporciona que, de forma organizada, sepamos cuáles son los puntos clave de nuestra presentación.

Al igual que cuando se prepara una tesis hay que partir de pequeñas piezas sueltas y unirlas de forma lógica y coherente, hay que hacer lo mismo cuando se crea un guión en este contexto. Mientras que sobre el papel no tenemos límites, o estos son muy amplios, la presentación pública tiene un plazo concreto. Teniendo esto en cuenta, debemos centrarnos en los puntos esenciales y estructurantes de nuestra tesis para crear un guión rico en información que represente lógicamente nuestro trabajo escrito.

Algunos temas de organización de la escritura de tesis que podemos reutilizar en la creación de nuestro guión para la presentación pública:

  • Esquema;
  • Centrarse en el tema;
  • Estructura de los capítulos/temas;
  • Uso de palabras clave específicas de nuestro tema;
  • Tener siempre referencias a textos e imágenes que no nos pertenecen;
  • Seguir cualquier indicación de nuestros supervisores o del profesional de la comunicación que nos ayude en este proceso.

A partir de nuestra pregunta y de los temas clave de nuestra tesis, hemos podido construir un plan de presentación que sigue el mismo orden de razonamiento que nuestro proyecto escrito y se centra realmente en sus puntos principales.

En primer lugar, teniendo en cuenta la pregunta básica de investigación que hemos desarrollado para la tesis, debemos empezar por describirla. También podemos hablar de lo que nos ha llevado a elegir ese tema y de cómo lo consideramos importante para un tema determinado. Es seguro que algunos, o incluso todos los miembros del panel de evaluadores estarán familiarizados con nuestra área de estudio. Pero fuimos nosotros individualmente los que formulamos esa pregunta. Por lo tanto, debemos explicar la pregunta y luego mostrar cómo los resultados obtenidos responden a esta pregunta central.

Una vez que hayamos explicado los resultados que responden a la pregunta de investigación, debemos profundizar en cómo hemos contribuido al área de conocimiento específica.

Lógicamente, esta contribución es limitada, en el sentido de que nuestro estudio se centra en una muestra específica. En este sentido, debemos ser humildes y explicar estas limitaciones, pero también destacar, de acuerdo con las limitaciones, cuáles pueden ser las futuras vías de investigación en el área donde desarrollamos nuestro proyecto. Podemos llamar a este último componente recomendaciones.

En esta parte esencial de nuestra evaluación como estudiantes, debemos desarrollar más el camino que nos llevó a los resultados obtenidos, y a su vez, las conclusiones derivadas de estos resultados. Sirve aquí para tener una noción clara de la metodología adoptada, partiendo de la base de la revisión bibliográfica que apoyó el desarrollo de un método de análisis lógico de la problemática que nos desafió a estudiar.

 

La presentación de la tesis finaliza aquí, pero va seguida de una sesión de preguntas y respuestas. En un artículo anterior, ya vimos algunas estrategias a utilizar en esta fase. Cuando hablamos específicamente de una presentación de una tesis académica, la sesión de preguntas y respuestas es clave para nuestra evaluación. La presentación es, de hecho, una introducción a un debate creado en la fase de preguntas y respuestas, en la que nos expondremos a todo tipo de preguntas que puedan surgir. La forma de actuar en esta fase es decisiva para nuestra nota final, por lo que debemos asegurarnos de estar preparados y tener los conocimientos necesarios para afrontar este momento.

La presentación pública de una tesis, además de formar parte del proceso para completar el máster, también tiene un peso muy grande en la nota final que obtendremos.

Como ya se ha dicho, en una presentación de una tesis académica, estamos desarrollando una discusión: no se trata sólo de responder al tribunal de evaluadores, sino de estimular un debate de ideas: con la complejidad de una tesis académica y su interpretación, no hay una respuesta única o definitiva. Por lo tanto, el éxito radica en el dominio de los conocimientos del tema, y en la capacidad de asumir con confianza el camino que se ha elegido para responder a una pregunta central que desde un punto inicial consideramos que merecía la pena intentar responder.

Queda así presentadas las bases de cómo estructurar las ideas en la elaboración de un guión para la presentación de una tesis académica.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario